¡La Habitación Con La Que Sueñas!



Hoy me encantaría escribir sobre la recamara. Para mi después de la cocina es la habitación más importante de nuestro hogar, ya que aparte de brindar descanso también es el espacio intimo donde leemos, vemos televisión, los más pequeños juegan, estudian, etc.

Como en casi todos los artículos comienzo con definir los colores, la gama siempre es infinita, pero es importante situarnos en lo funcional del espacio. Los colores obscuros no entran en estas habitaciones ya que lo que más deseamos es un ambiente cálido y armónico. Desde los tonos, beige, grises claros, blancos, en las recamaras infantiles, colores pastel, y claro que podemos combinar con algún vinil decorativo (personajes infantiles, frases, cenefa) o simplemente una red geométrica tenue.


Muchas veces damos el protagonismo a una pared, siendo esta la que enmarca nuestro espacio y donde será nuestro punto de referencia para comenzar a diseñar. Dependemos del tamaño de la cama, nos hará saber el espacio del que disponemos y decidir ponerla en medio para que vistamos desde este centro, o ponerla a un lado, ganando espacio para otra actividad.


Para el dormitorio es conveniente utilizar una alfombra pequeña a cada lado de la cama, lo que permite pisar sobre una superficie cálida al levantarse. Otra opción y la que más me gusta a mí, es utilizar una grande que cubra todo el sector de la cama sobresaliendo por lo menos unos 50 centímetros a los costados y hacia los pies.


Para habitaciones infantiles tienes muchas opciones, puedes usar un pequeño tapete a la orilla de la cama igual que en cualquier dormitorio, y una en el centro de la habitación, redonda o cuadrada, que defina una zona para jugar si las dimensiones del cuarto lo permiten.


El tamaño es un punto muy importante al decidirnos comprar una alfombra para cualquiera de los ambientes de casa, pero no es el único, otros factores determinantes son el color, la textura y el diseño. Les agregare unas imágenes donde se percibe la importancia de esta. Por favor si las 4 patas de la cama no entran en la alfombra, por lo menos deben de estar las dos de los pies.


La siguiente recomendación es vestir la cama, busquemos texturas afines a la temporada, si es invierno se permiten lo aborregado, los tonos obscuros, pesades en la tela, sin embargo, en primavera, verano, podemos buscar tonos cálidos, con mantas delgadas, siempre es buena idea llevar un rodapié en combinación con los colores. Hay que tener en cuenta que sobrecargar la cama con excesivos cojines no dará el aspecto que queremos.



Por último, la iluminación, aunque buscaremos en la noche la mayor obscuridad, también se pueden dar detalles de luz indirecta. La entrada de luz será controlada en caso de poner persianas con semitransparente, para suavizar la luz de día y black out para obscurecer la noche. Si decidimos poner cortinas, de igual modo necesitamos una gasa semi transparente para el día y una tela pesada para intentar no dejar pasar la luz de la noche. El tip de oro es; ¡las cortinas hasta el suelo!


Debe de tener una armonía las mesas laterales con la cabecera. Así como no recargar las paredes con cuadros. Por lo general menos es más si los colores y la combinación se complementan.

Si bien la recamara es una habitación de descanso, relajación y sueño, también es un espacio donde pasamos la mayor parte del tiempo por lo que tiene sentido esforzarnos más para que se vea bien, ¡pero sobre todo que te haga sentir mejor!

Only good vibes!...'